Iglesia Metodista de Chile • Vida y Misión • Comprometidos con el Reino de Dios y Su Justicia
Noticias

CARTA PASTORAL: Situación Migratoria en el Norte del país.

EL EXTRANJERO QUE RESIDA CON VOSOTROS OS SERÁ COMO UNO NACIDO ENTRE VOSOTROS, Y LO AMARÁS COMO A TI MISMO. (LEVÍTICOS  19:34)

 

A la sociedad civil y al pueblo llamado metodista:

Frente a la situación de nuestras hermanas y hermanos venezolanos, en los pasos fronterizos Chacalluta (Arica, Chile – Perú) y Colchane (Iquique, Chile – Bolivia), como Iglesia Metodista de Chile, y en  respuesta a nuestra responsabilidad cristiana y evangélica, nos sentimos llamados a declarar:

Nuestro compromiso como Iglesia Metodista, inspirado en los valores del reino promovidos en la predicación de Jesucristo, con la situación social de conflicto que afecta a los hermanos y hermanas migrantes, nos invitan a solidarizar con todos aquellos y aquellas que, están viviendo en este momento el dejar su tierra y sus seres queridos por nuevas oportunidades de vida. Ante este conflicto, hacemos un llamado, a tomar conciencia y asumir como iglesia y como sociedad nuestro deber ante  la realidad migratoria.

Nuestro Credo Social, marco teórico de nuestra ética cristiana, declara:

El refugio, las migraciones y los desplazamientos internos son una realidad que afecta cada vez más a todos los países del mundo y de manera especial a los países más pobres y con evidentes crisis sociales. En Chile durante la  última década se está experimentando un fuerte aumento de estos movimientos migratorios. Sabemos de los efectos que afectan no sólo de quienes viven esta experiencia, sino también de las familias que quedan en sus países, localidades o comunidades. Como Iglesia Metodista, en cuanto comunidad y espacios de acogida, promovemos y defendemos el derecho de las personas desarraigadas a vivir con dignidad, con derechos y deberes en el lugar que elijan para mejorar o encontrar una vida basada en la justicia, libertad e igualdad.

Como una Iglesia con 141 años de presencia en Chile, fruto del trabajo de migrantes, comprometida históricamente con los derechos humanos, hacemos nuestro éste padecimiento y solidarizamos con estos movimientos migratorios, comprometiéndonos a ser una iglesia fraterna y acogedora con ellos y ellas, y elevar nuestras voces para que el estado chileno se comprometa con el buen vivir de quienes llegan a nuestro país.

Como iglesia cristiana no podemos dejar de pensar en el  rostro de Jesucristo en aquellos que viven la experiencia migratoria. Reconocemos que,  el Evangelio nos inspira a materializar las expresiones: Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. (Lc. 25-35-36)

Ante esto, declaramos nuestro deseo que en esta sociedad imperen los valores del reino de Dios a través de la misericordia, el amor, la justicia, y la buena voluntad para todos aquellos y aquellas que llegan a nuestra patria.

 

Rev. Jorge Merino Riffo

Obispo Iglesia Metodista de Chile

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *